Como cada año, nuestro centro realiza actividades para concienciar al alumnado de que la violencia en general y la violencia de género en particular, no es una forma adecuada para relacionarse con los demás.

Este curso, el maestro Jesús Rascón ha organizado la colocación de nuestras manos como símbolo de rechazo a dicha violencia.

Todo el colegio ha participado en ella aportando su granito de arena.

Deja tu comentario