La reproducción asexual del ajo

Los ajos se reproducen asexualmente.

Para la reproducción de los ajos se necesita un diente de ajo.

Se planta el diente de ajo boca abajo, al tiempo le salen las raíces, las raíces llegan a medir 50cm de profundidad o más.

Después sale el tallo que es de color verde y con grosor y de ahí se llena todo de hojas planas y delgadas que llegan a medir 30cm.

De cada diente de ajo sale un nuevo ajo.