Érase una vez una cocinera llamada Nerea. Ella tenía un restaurante con sus padres.

Estaba especializada en los postres y este año iba a participar en un concurso en California.

Ya estaba en California cuando de repente su madre llamo diciendo que el restaurante había ardido.

Nerea tenia que tomar una decisión ir a ayudar a sus padres o ir al concurso. Nerea se fue a ayudar a sus padres.

Cuando llego el restaurante ya estaba quemado.Como el restaurante estaba asegurado cubrió todos los gastos, concurso y ganó.